La revista de Lanzarote

Tortitas, date un homenaje

Seguro que has visto un desayuno familiar con tortitas en muchas películas y series… Son fáciles de hacer y permiten mucha creatividad y posibilidades

Los ‘pancakes’ son, en términos básicos, unas tortitas hechas con harina, un poco de levadura, huevo batido y leche. Con ellos se prepara una masa semilíquida que se vierte en una sartén, dándoles forma circular. A partir de ahí surge la magia.

Conocidas también como tortitas americanas, en Estados Unidos son el desayuno familiar ideal para un domingo. Seguro que las habrás visto en muchas películas y series… Pues debes saber que son fáciles de preparar y permiten un amplísimo abanico de acompañamientos, como miel, mermeladas o siropes, además de nata montada y frutas de todo tipo.

También puedes introducir variantes a la receta esencial y transformar la masa a tu gusto incluyendo ingredientes como avena, semillas, frutos secos, fruta troceada o rallada… Y pueden ser dulces o saladas.

Para hacer unas doce tortitas vas a necesitar: 150 gramos de harina de trigo, una cucharada sopera de azúcar, ocho gramos de levadura en polvo, una pizca de sal, un vaso de leche (200 ml.), un huevo y una cucharadita de postre de mantequilla. Dependiendo del tamaño que les des pueden salir más o menos tortitas.

Para prepararlas, pon en un bol los ingredientes secos: harina, azúcar, levadura y la sal y mézclalos bien. Puedes derretir la mantequilla en un vasito con sólo diez segundos de microondas. En otro bol bate bien el huevo con la leche y la mantequilla. Vierte el líquido sobre los ingredientes del otro bol, batiendo con varilla para evitar grumos. Te resultará más cómodo tenerla en un jarro.

En una sartén antiadherente, a fuego medio-alto, ve vertiendo la masa formando círculos del mismo tamaño. No necesitas añadir aceite ni mantequilla porque la masa ya la contiene.

Espera a que las burbujas que se van creando suban a la superficie. Cuando esto ocurra, dale la vuelta y cocina unos diez segundos más. Si te ha quedado demasiado dorada, baja la temperatura del fuego. La primera tortita te sirve para calibrar y ajustar la temperatura ideal.

Ve colocándolas en un plato, tápalas con un mantel de algodón por encima para que mantengan el calor hasta que lleguen a la masa, calentitas y esponjosas. Así, recién hechas, es como más ricas están. Se sirve una torre de tortitas a cada comensal y los ingredientes disponibles, para que pueda elegirlos a su gusto.

spot_img
spot_img
spot_img

Debes leer

Artículo anterior
Artículo siguiente