La revista de Lanzarote

Flores canarias de invierno

Hay muchas especies botánicas peculiares en el archipiélago y, entre otras excepciones, algunas muestran su mejor cara en la estación fría

Mocanero

El Mocam o Mocanero (Visnea mocanera) es un árbol endémico de las Islas Canarias y de Madeira que florece en invierno. Sus flores, blancas e intensamente aromáticas, nacen entre diciembre y marzo, en ramilletes con forma de campanilla. Está en peligro de extinción.
Crece en altitudes entre los trescientos y los mil metros y suele rondar los cinco metros de altura, aunque algunos alcanzan los quince. El Mocan necesita el sol directo y es muy resistente a las altas temperaturas.
Su fruto, conocido en Canarias como yoya, es una baya redonda y rojiza (casi negra cuando está madura) de unos dos centímetros de diámetro y de sabor dulce. Se ha utilizado tradicionalmente para preparar remedios naturales (chacerquén aborigen).

Aeonium

El Aeonium Arboreum, es una suculenta (familia Crassulaceae) endémica de las Islas Canarias. Sus hojas son de un color granate intenso y oscuro y tiene forma de arbolito. Esta planta hace su hibernación en verano. Crece tanto en interior como exterior, al sol o semisombra, y necesita un sustrato para cactáceas, rico y bien drenado. Los riegos, muy espaciados. Generoso en verano, dejando luego que la tierra se seque. En invierno, una vez al mes. Apenas requieren fertilización. Aplica abono líquido dos o tres veces repartidas en el año.
De propagación difícil desde semillas y muy fácil mediante esquejes. Clava una roseta entera con un fragmento de tallo en una mezcla de sustrato arenosa, hacia el final del verano.

Margarita Gerbera

Conocida vulgarmente como margarita africana, proviene de Sudáfrica y su nombre científico es Gerbera Jamesonni. Es una planta perenne adaptada a un clima caluroso y con luz. Soporta muy mal el frío (no inferiores a 14ºC). Sus flores lucen desde finales de invierno (suave) hasta bien entrado el otoño.
Es una planta de exposición al sol total, muchas horas. Puede darse en varios colores como rosa, amarillo, salmón, naranja e incluso blanca y muestran hasta tres filas de pétalos. Dura varios años, aunque es mejor reemplazarlas cada dos o tres, para mantener la densidad de floración. Su propagación es difícil.
Necesita un sustrato arenoso, y muy drenado y enriquecido con fertilizantes naturales, mejor de algas. El riego, escaso, pero bastante frecuente y no directamente a la planta.

spot_img
spot_img

Debes leer