La revista bilingüe de Lanzarote

Cerveza verde de Paddy’s

La costumbre de tomar cerveza teñida por Saint Patrick’s no surgió en Irlanda ni es ancestral, eso sí, ahora ya hay una cerveza realmente de este color

Cada 17 de marzo, el mundo entero se viste de verde y abraza a Irlanda. Por supuesto, no puede faltar la cerveza y, claro, ésta también debe ser verde. Sin embargo, esta costumbre surgió en Estados Unidos en 2014. El doctor Thomas Hayes Curtin, de ascendencia irlandesa, estaba celebrando Paddy’s en un club del Bronx y le ‘rechinó’ que siendo todo verde la cerveza mantenía su tonalidad amarillenta. Le agregó un poco de colorante azul y la cerveza se volvió verde.
Pero, claro, surge un problema cuando la cerveza irlandesa más internacional es negra: la stout Guinness (desde 1759). En tal caso o si prefieres una Porter, también negra, compra tinte alimentario verde y añade una gota por cada 0,35 litros de cerveza (12 onzas). O sea, el equivalente a una lata o botellín de tercio. Por supuesto, también puedes teñir un Jameson’s (whisky irlandés) un Bailey’s, una Magners (sidra) u otra bebida (por favor, irlandesa).
O… Puedes celebrar Saint Patrick’s con una cerveza verde de verdad. ¡Existe! Se llama ‘Moritz St Patrick’s Day’ y es la primera cerveza fresca de color verde creada en la Fábrica Moritz, en Barcelona, que lleva elaborando cervezas desde 1856.
Moritz St Patrick’s Day’ es una cerveza fresca de edición limitada y sin pasteurizar, cuya novedad radica en su color verde que los maestros cerveceros de la casa han logrado gracias a la mezcla 100% natural de espirulina y cardamomo. Sólo se podrá consumir en la Fábrica Moritz Barcelona o en Casa Moritz. Pero también podrás comprarla en la Moritz Store del 17 al 20 de marzo.
Seca y redonda en boca, el lúpulo es el gran protagonista de esta Lager experimental. Su espuma es blanca, esponjosa y abundante. Muy aromática gracias a los lúpulos americanos Mosaic y Simcoe, que ofrecen notas frutales a pera, melón y notas florales.
Su nota de cata apunta otros detalles interesantes como su amargor medio (35 IBUS), su graduación suave, con 5,4% vol.; el postgusto, ligeramente amargo y persistente; y la temperatura ideal para disfrutarla, entre 3 y 5º C.

spot_img
spot_img
spot_img

Debes leer