La revista bilingüe de Lanzarote

Interiorismo. Vuelven los 70

Así viene la colección invierno 2024 para que no falten en tu casa los imprescindibles de temporada y marques estilo con complementos exclusivos

Si uno de los ingredientes de la moda, también en decoración, es la creatividad y otro la innovación, el tercer vértice de este triángulo es la nostalgia. Por eso, el hilo conector de este invierno 2024 es la estética setentera.
Explosión de colores de influencia hippy, formas onduladas de la imaginería ‘flower power’ y plástico teñido de color en todas las posibilidades que pueda albergar. Estas son las claves del universo estético de los interiores de los años setenta del pasado siglo XX. Sin embargo, desde el punto de vista decorativo, esta década fue mucho más que psicodelia o estética disco. Sorprende, medio siglo más tarde, hasta qué punto el minimalismo, la desnudez y la persecución de la naturaleza entraron sigilosamente por la puerta de los hogares más modernos en esa época.
Así, como si fueran las dos caras de una misma moneda, junto a la explosión de color y la experimentación con el plástico en elementos decorativos y funcionales hay un gusto por la sencillez de las formas y una vinculación estrecha con la naturaleza.
Colores cálidos y terrosos propios de esta cercanía a la naturaleza. Convivencia de tonos tierra como el terracota y el marrón, con colores cálidos pero suaves como el mostaza y el verde oliva. Proporcionan una sensación acogedora, de confort, y se refuerzan con texturas ricas y lujosas en los textiles, porque las texturas desempeñan un papel clave en la decoración de esta temporada. Lana, terciopelo, piel (sintética) y tejidos de punto. Aportan a la calidez visual, sensaciones táctiles.
Toque rústico y ‘raw’ en elementos decorativos. Madera sin tratar, piedra y plantas de interior, muebles de aspecto envejecido y artesanía. Y también estampados y patrones audaces. Motivos geométricos, rayas anchas y estampados florales en colores ricos y profundos en cojines, alfombras, cortinas o incluso en la tapicería de tus muebles.
Incorpora detalles en dorado, latón o cobre en accesorios como lámparas, espejos o marcos de cuadros. Estos toques metálicos añaden un brillo sofisticado a cualquier espacio. Combina con elementos naturales como ramas secas, piñas, hojas secas e incluso conchas marinas, dependiendo del estilo de tu hogar, para crear arreglos decorativos que reflejen la temporada invernal.
Y a todas estas pautas estéticas, súmales dos tendencias tan actuales como la multifuncionalidad de muebles y espacios, y la sostenibilidad de materiales.

spot_img
spot_img
spot_img

Debes leer